miércoles, 22 de febrero de 2012

Etica para Amador (analisis por capitulos) [por mi]

para algunos flojeras, o con poco tiempo aqui les dejo mi analisis del libro Etica para Amador de Fernando Savater.





ÉTICA PARA AMADOR                                                                                análisis por capítulos

Capitulo 1: de que va la ética
Se nos habla de lo que puede ser lo bueno y lo malo, a partir de lo que nos conviene, pero habla de que lo que es bueno nos conviene es lo que para nosotros es bueno, pero para desarrollar esto hay unos obstáculos, que son lo que a otros les convienen, pero esto no es lo que consideramos como bueno sino como malo, y esos son los obstáculos, pero tenemos que saber que hay cosas que están hechas solamente para hacer algo lo cual también puede significar un obstáculo, pero a partir del ejemplo de las abejas y castores, nos damos cuenta que es prácticamente imposible realizar actividades que están dentro de lo que considero como una posible fantasía o algo parecido.
Se nos hace una comparación de el hombre con los animales en donde menciona a las termitas y a Héctor que es un guerrero al igual que las termitas que forman el reino, creo que en esta parte se nos quiere enseñar o dar a entender que el hombre tiene el privilegio de ser libre, ya que el humano tiene la capacidad de decidir lo que quiera y en este caso las termitas no pueden cambiar lo que tienen que hacer. Se nos dice que no podemos hacer lo que queramos; se puede hacer lo que queramos pero puede traer consecuencias muy malas para nosotros, pero es cierto que tenemos la libertad muy limitada porque hay cosas que nos suceden como consecuencia de lo que nos hacen otras personas, que nos perjudican en algo o cosas que no nos incumben. Cuando se nos plantea la voluntad, es muy parecido a lo anterior pero con alguna diferencia, que hace que hagamos algo bien o mal.
Capitulo 2: órdenes, costumbres y caprichos
En este capítulo Fernando Savater nos explica como los hombres libres tenemos la necesidad de decidirnos por algo en un determinado momento. Nuestras acciones debemos decidirlas nosotros. Lo que hacemos cada día, en cambio, pueden llegar a ser costumbres que ya realizamos sin pensarlas, por ejemplo él lavarnos o él peinarnos. Podemos elegir, pero hay veces en las que nos vemos obligados a tener que decidir sobre algo que nos ha sido impuesto. Por ejemplo si hay un terremoto, podemos decidir si nos quedamos en casa o nos vamos al campo, pero no si queremos el terremoto o no.
A la hora de hacer las cosas, las hacemos por varios motivos:
-por obligación: esperando o un castigo o una recompensa.
-por costumbre: por que es algo que estas habituado a hacer y ya haces sin pensarlo.
-por capricho: por que es algo que nos apetece hacer.
Esta claro que la mayoría de las cosas que hacemos las hacemos por capricho, pero, hay que tener claro que no todo se guía por lo que nosotros queremos o no queremos hacer, también hay otras personas que quieren hacer cosas tan diferentes a las nuestras, que hasta las pueden ver mal, y por ello existen las órdenes, para que nos marque la libertad y haga la vida mas feliz a todos.
Capítulo 3. Haz lo que quieras.

En determinadas circunstancias las decisiones que se toman han de serlo mediante nuestra libertad, asunto del que se ocupa la ética, y que nos permite actuar independientemente de órdenes, costumbres o caprichos que pueden ser malos o “inmorales”.

Esa libertad, que nos permite cuestionar les ordenes que recibimos, las costumbres que nos rodean, o los caprichos que nos atenazan, nos permitirá escoger la solución "correcta” a los problemas que la vida nos plantee, es decir, lo “bueno”. Sin embargo, dado que lo bueno y lo malo no suele estar definido, esto es complicado. Se puede ser bueno o hacer lo bueno de muchas maneras. Hay que estudiar cada circunstancia y la intención de cada uno al realizar sus actos. Esto complica las cosas, al no haber ningún reglamento para hacer lo bueno. Sin embargo, hay una noción que nos puede ayudar a ello, el “haz lo que quieras”.

Esto se ve matizado y explicado en las lecturas que Savater propone, de lo cual se concluye lo siguiente:

Cuando a la gente se le da libertad y no se le constriñe, tiende a lo bueno, a “huir del vicio y acogerse a la virtud”. (François rebeláis, gargantúa y pantagruel).

“solo el hombre por si mismo puede determinar el criterio sobre virtud y pecado, y no una autoridad que lo trascienda”. (Erich Fromm, ética y psicoanálisis).

Para hacernos preferir lo bueno a lo malo hace falta que se presente un sentimiento en nosotros, “una simpatía por la felicidad de los hombres o un eco de su desdicha”. (David hume, investigación sobre los principios de la moral).
Capitulo 4: date la buena vida
Darte la buena vida en este contexto significa que debes tomar las decisiones por tu cuenta, que debes ver las situaciones desde tu punto de vista y elegir lo que creas que más te conviene. Cuando decidimos no elegir por nosotros mismos no estamos renunciando a la libertad que todos tenemos.
No hay tampoco que confundir términos, cuando decimos “haz lo que quieras” no nos estamos refiriendo a que hagas "lo primero que te venga en gana" si no que hagas lo que creas que para ti es más conveniente. Hay que ser capaz de decidir entre lo que de pronto nos apetece y lo que en el fondo queremos.
A veces hay cosas que queremos y nos resultan contradictorias: queremos ser futbolistas pero no queremos estar entrenando todos los días, lo que queremos de verdad es "darnos la buena vida". Pero debemos entender que la buena vida humana no sólo depende de nosotros.
La buena vida humana es "la vida entre seres humanos". Los hombres somos humanos y queremos ser tratados como tales por eso "darse la buena vida" no debe ser muy diferente a" dar la buena vida".
Capítulo 5: ¡despierta, baby!
No basta con querer la buena vida, hay que saber lo que es esta. No es algo simple, pues la vida está llena de complicaciones: no parece bueno desechar el dinero, no parece bueno tampoco buscarlo por encima de todo. Esto último puede llevar a ver a las personas como cosas, eso sería una simplificación, huir de la complejidad de la vida, y ni siquiera sería darse la buena vida, sino que al fastidiar a los demás, al intentar dominarlos, no disfrutaremos de la relación con ellos, y nos fastidiaremos a nosotros mismos. Eso es precisamente porque los hombres no somos cosas, necesitamos “cosas” que las cosas no tienen, “cosas” que sólo las personas pueden aportarnos (amistad, respeto, amor) cuando las tratamos como iguales. Sólo el tratar a los demás como personas nos aportara esto, o cuando menos, nos respetaremos a nosotros mismos al defender el derecho a no ser cosas para los otros.
El obtener bienes materiales, aquello que los demás envidian, no sirve, hay que descubrir lo que nosotros queremos, en que consiste el fondo de la buena vida. Para descubrir ese fondo hace falta atención, reflexionar sobre lo que se hace y precisar el sentido que nos mueve, hasta llegar a comprender porque algo nos conviene y otra cosa no.
No se puede contentar uno con ser tenido por bueno, hay que hablar con los demás, dar razones escucharlas, aunque irremediablemente el esfuerzo de tomar las decisiones es propio.
Sin embargo, quedan cuestiones por concretar:
1. ¿por qué está mal lo que está mal?
2. ¿en qué consiste tratar a las personas como personas?

Capítulo 6: aparece pepito grillo

Se trata de darnos a conocer el objetivo de nuestra vida que lo plantea como el de no ser imbécil, tratando de decir que tenemos que lograr tener un espíritu fuerte, que lo generaliza para que abarque todas las actividades posibles a realizar por el hombre, da una clasificación de las formas de vida, tomando como punto de partida el de imbécil, que no tiene seguridad en si mismo para realizar algo; el que no tiene interés de superarse a pesar de que lo necesita; el que tiene decisión pero no voluntad para decidir lo que va a hacer y el ambicioso que quiere todo de forma excesiva, y no logrará una buena vida. No plantea la conciencia para saber que es lo que sabemos y lo que necesitamos para desarrollar nuestra necesidad, aunque la mayoría de las veces esto pudiera ser un capricho, que es lo que el autor es lo que plantea como imbecilidad moral. Luego nos plantea la ambición, que es otro problema para lograr la buena vida, que nos habla de Ricardo iii de Shakespeare ya que éste nunca llegará a ser feliz, porque creía que para ser feliz lo único que necesitaba era subir al trono, y para esto tuvo que eliminar a toda la gente que había por debajo de él, pero al matar a esa gente también estaba matando su felicidad sin saberlo él, porque se estaba quedando solo, y el ahora rey nunca sería feliz porque tendría remordimientos.

También habla de la diferencia de personalidades entre el que es bueno y el que es malo.




Capitulo 7: ponte en su lugar

A la ética lo que le interesa es la vida humana que transcurre entre humanos, el saber que sólo entre dos hombres puede haber conversaciones, discusiones, etc., aunque estos dos no tengan nada en común pero se pueden poner a discutir sobre las razones que les hacen pensar así
Hay que tener claro que a los hombres que no consideramos buenos los debemos mantener a distancia, pero también debemos tener en cuenta que son humanos y aunque nosotros los consideremos malos, pueden darnos humanidad.
Debemos dar buen ejemplo y debemos también tratar a los demás como queremos que nos traten a nosotros. Desde luego si vamos dando enemistad no vamos a recibir amistad y yo pienso que es mejor unirse al pequeño grupo de los buenos que al gran grupo de los malos.
Si hacemos el mal a los demás nos lo hacemos también a nosotros mismos porque ese mal nos va a ser devuelto, tarde o temprano. Antes de hacer algo a alguien debemos ponernos en su lugar y ver como nos afectaría, a eso se le llama humanidad.
Debemos saber que a los humanos hay que amarlos un poquito para que nosotros recibamos ese poquito de amor que nos hace tanta falta para hacernos humanos y vivir una vida humana, una buena vida.

Capitulo 8: tanto gusto

Se piensa en el sexo como una cosa obscena e inmoral, pero debemos saber que no es así que es algo natural y que no debemos tener pudor al hablar de ello.
Pero lo que los puritanos no saben es que el placer en el sexo, la sensualidad, es algo exclusivo de los humanos. Los animales serían ellos ya que son los animales los que lo realizan solo para procrear
El placer y el darle gusto al cuerpo es una parte importante para darse la buena vida de la que hemos estado hablando. Hay que buscar los placeres de hoy, hay que saber disfrutar lo que tenemos en el presente y no amargarnos buscando algo mejor. Podemos disfrutar el presente y con él construir un futuro que nos dé felicidad.
Hay una gran diferencia entre el uso y el abuso del placer. Si abusamos de un placer que es bueno lo podemos convertir en malo si dependemos ampliamente de él. La conclusión final seria que hay que disfrutar de los placeres pero sin abusar de ellos ya que entonces pueden llegar a ser peligrosos.

Capítulo 9: elecciones generales.

Se nos habla sobre política haciendo una referencia general, se habla de la mala fama de los políticos, pero se define como que es la fama que tendría cualquier político y que es la característica que tendría el pueblo en general sin importar quien sea el que esté desarrollando determinado puesto, y que el político se parece mucho a la sociedad, ya que si fuera diferente sería muy difícil ganar. Esto nos hace responsables de lo que pasa con el gobierno ya que dentro de la ética esto se lleva a cabo por una elección con una decisión, que esperamos obtener lo mejor para nosotros.

La ética y la política son como actividades relacionadas con la libertad, pero de manera diferente porque la ética plantea la libertad para todos y la política la plantea con actividades necesarias para la política. En fin, la libertad es una cosa que debería tener toda persona.

by:Mr.DIДӼ®»record 
   (leandro diaz)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada